Qué es el Lean Product Development y cuándo usarlo

2020-11-24T19:40:59+01:00 23 Nov 2020|

Costes en constante disminución, sin desperdicio, tiempo de producción mínimo, capacidad máxima, flexibilidad ilimitada y alta satisfacción del cliente. ¿Suena demasiado bueno para ser verdad?

De eso se trata el Lean Product Development.

¿Qué es LPD?

Ser capaz de crear progresivamente productos increíbles y especialmente al menor coste posible, ¿quién no querría eso?

De hecho, en el contexto empresarial actual, la eficiencia y la velocidad en la creación de los productos que los clientes desean se han convertido en una cuestión vital. Para sobrevivir, las empresas necesitan un proceso sólido de innovación. Aquí es cuando las prácticas lean resultan útiles.

Habrás oído hablar de la metodología Lean. En pocas palabras, es una filosofía o mentalidad de desarrollo de productos que gira en torno a eliminar todo el trabajo o esfuerzo innecesario hasta que estés absolutamente seguro de lo que debes hacer por tus clientes.

El Lean Product Development es una excelente manera de conceptualizar y evaluar el valor que tu producto proporciona a los usuarios de forma continua. Se centra en algunos principios básicos:

  • eliminar o disminuir el desperdicio
  • mejorando la eficiencia
  • acortando los plazos
  • maximizando la rentabilidad y el ROI
  • proporcionando más valor al cliente al crear nuevos productos

El Lean Product Development es diferente del Agile Product Development porque LPD se centra en hacer más eficiente el uso de los recursos y procesos, mientras que la metodología Agile se centra en la forma más rápida de hacer las cosas.

Un ejemplo muy citado de Lean Product Development y Lean Management es Toyota: en el año 2000 utilizaron el LPD para lanzar 14 productos nuevos.

Los mismos principios se aplican al Lean Product Development para software: hacer más con menos recursos. Pero requiere una cantidad considerable de concentración para lograrlo; tu equipo deberá comprender exactamente de qué son responsables en cada etapa del ciclo de vida del desarrollo del producto.

El Lean Product Development también pone énfasis en el aprendizaje continuo. A medida que tu equipo analiza cada iteración del producto y se ajusta de acuerdo con esos conocimientos, obtendréis más experiencia y conocimiento.

Suena muy bien pero, ¿cómo saber cuándo es valioso utilizar el Lean Product Development en lugar de otras metodologías? Todo comienza con una sólida comprensión de los principios clave del LPD para poder adoptar este enfoque para tu equipo.

Cuándo utilizar Lean Product Development

Es importante comprender cómo y cuándo utilizar el Lean Product Development. Siempre es bueno ser más eficiente y menos derrochador. Pero hay ciertos escenarios en los que el Lean Product Development puede ser especialmente beneficioso:

  • Experimentas retrasos frecuentes en el lanzamiento de productos. Lanzamientos de productos  que se retrasan al menos un mes. Esto crea una mala experiencia para el cliente y le da a tu marca mala reputación, lo que dañará tus resultados con el tiempo.
  • Tu equipo está quemado. El Lean Product Development hace un mejor uso de tus recursos, y eso incluye a tu gente. Un entorno de aprendizaje también puede estimular y motivar a tu equipo a superar juntos los momentos difíciles.
  • Tienes lagunas de conocimiento. Debido a tu énfasis en el aprendizaje, el Lean Product Development puede cerrar las brechas de conocimiento y capacitar a tu equipo con más información y habilidades. Cuando intentas precisar el valor para el cliente de cada nueva función que lanzas, estas brechas pueden ser potencialmente desastrosas.

Los 5 principios clave del Lean Product Development

La base del Lean Product Development se basa en un conjunto de principios que guían a los equipos a través del ciclo de vida del desarrollo de productos. Básicamente, estos principios te guían a través de la definición del valor de tu producto final tanto para los clientes como para tu equipo

Definir valor para el cliente

Adoptar un enfoque centrado en el cliente es un principio de LPD porque garantiza que cada función que lances sirva a tu audiencia, sin perder tiempo y recursos trabajando en algo que los clientes realmente no necesitan.

Realiza una investigación de los clientes para comprender sus necesidades y valores. Analiza los comentarios de estos para comprender qué piensan y cómo interactúan con tu marca.

Una vez que comprendas a tus clientes, asigna sus necesidades a características específicas de productos.

En un enfoque Lean, muchos equipos de diseño de producto reutilizan software, herramientas y productos ya existentes para nuevos usos mientras exploran activamente alternativas. Este tipo de reutilización no solo ayuda a reducir el tiempo de desarrollo, sino que también le da a tu equipo una base existente sobre la cual construir. Pero es importante ser lo suficientemente flexible para adaptarse a las necesidades del cliente.

Identificar el flujo de valor y reducir el desperdicio

La comprensión y el mapeo de las nuevas funciones de acuerdo con las necesidades del cliente te ayudarán a definir el objetivo final. Ahora es el momento de armar los sistemas para ayudarte a llegar allí.

Un enfoque de Lean Product Development se basa en un proceso de desarrollo de productos optimizado para mitigar el riesgo, reducir los cuellos de botella y crear flujos de trabajo eficientes. Para hacer esto, debes configurar el plan que seguirá el resto del equipo.

Estandariza los procesos y crea una cultura de documentación para mantener al equipo en la misma sintonía y permitir la colaboración y transferencias más fáciles. Integra herramientas para sincronizar datos y conectar automatizaciones y flujos.

Hacer que estos pasos de creación de valor sean eficientes

Una vez que hayas definido estos procesos, es hora de asegurarse de que fluyan sin problemas. Integra los pasos y observa si persisten los cuellos de botella.

En estas retrospectivas, tu equipo puede conversar fácilmente sobre tareas pasadas y experiencias laborales para identificar dónde se necesitan cambios. Solo recuerda que debes ser honesto y directo. La optimización del proceso de desarrollo de productos solo es posible cuando todos confían en que trabajarán juntos hacia el mismo objetivo.

Otra forma de sincronizar con los miembros del equipo y mantener a todos informados del estado del proyecto es a través de reuniones diarias. Las reuniones brindan responsabilidad, transparencia y una oportunidad para que los equipos conecten.

Cuando estés listo para lanzar tu nueva función, utiliza los lanzamientos por fases. Esto divide tu lanzamiento en una serie de pasos más pequeños en lugar de un lanzamiento masivo y hace que sea más sencillo planificar, ejecutar proyectos y verificar constantemente el progreso, así es fácil revertir cuando sea necesario.

Empoderar al equipo

Un equipo informado, motivado y empoderado impulsa ideas y lanzamientos de productos exitosos.

Brinda a los miembros del equipo la oportunidad de ser dueños de sus proyectos sin microgestión o supervisión superior.

Los líderes deben ser transparentes y comunicativos sobre las actualizaciones y los objetivos comerciales más importantes. También es beneficioso promover la comunicación y la colaboración entre departamentos para fomentar más intercambio de información y lluvia de ideas. Utiliza herramientas como Slack para compartir actualizaciones con todos y facilitar la interacción.

Recuerda optimizar la asignación de recursos para que las cargas de trabajo estén equilibradas y los proyectos estén equipados como se necesita. Comprende las fortalezas de tu gente y las necesidades del proyecto, para poder reunir el equipo adecuado para la tarea.

Aprende y mejora

Los líderes del equipo de productos no solo deben capturar y organizar la información, sino que también deben compartirla y distribuirla de manera proactiva dentro de los equipos. Hazles saber lo que significa la información y comparte conocimientos clave. Considera configurar demostraciones mensuales o trimestrales para mostrar los logros individuales y de equipo y dedicar un canal de comunicación para anunciar actualizaciones y nuevos hallazgos.

Dale a tu equipo la oportunidad de recopilar e interpretar los datos de forma independiente.

Concluyendo

El Lean Product Development capacita a los equipos con conocimientos y procesos eficientes, de modo que puedan mitigar los retrasos en el lanzamiento de productos e impulsar una mayor satisfacción y rentabilidad del cliente. Los equipos con recursos limitados pueden utilizar este enfoque para competir con empresas más grandes con elevados presupuestos.